El sulfato de glucosamina es un químico que ocurre naturalmente en el líquido alrededor de las articulaciones del cuerpo humano, que lo usa para producir otros químicos que ayudan a construir cartílagos, tendones, ligamentos y el líquido que rodea las articulaciones. El líquido y el cartílago amortiguan las articulaciones. A medida que las personas envejecen, sus niveles de glucosamina disminuyen, lo que puede deteriorar la articulación. Además, la osteoartritis puede hacer que el cartílago se rompa, lo que provoca dolor y rigidez en las articulaciones.

El sulfato de glucosamina se usa con mayor frecuencia (a veces junto con condroitina y / o MSM) para tratar el dolor en las articulaciones causado por la osteoartritis. Los investigadores creen que el suplemento puede aumentar la cantidad de cartílago y líquido que rodea las articulaciones, evitar que se rompan, o ambos. La glucosamina también se ha utilizado para tratar alergias, asma, dolor lumbar crónico, enfermedad inflamatoria intestinal, artritis reumatoide, lesiones deportivas y problemas de ATM.

Los suplementos de sulfato de glucosamina están hechos de las conchas exteriores de los mariscos. No se encuentra en ningún alimento.

Un médico generalmente le recetará una dosis de 500 miligramos de sulfato de glucosamina, tomada hasta tres veces al día.

productos vistos recientemente